LOST DOG

Un espectáculo de títeres y objetos donde el telón sólo se levanta lo imprescindible, pues la mirada del espectador confluye con la del perro.


Una historia sin texto, donde los pies y las piernas de los actores son los sugerentes conductores de la puesta en escena.


Esta obra se presenta en una amplia chabola-caseta de perro donde el público se acomoda y también en aforos limitados en salas y teatros.

El resultado es una obra donde el punto de vista es nuevamente sorprendente para el público, con un juego cargado de emocionantes imágenes.

PREMIO FETEN 2017 a MEJOR ESPECTÁCULO en Espacio no convencional

Distribuidora de Artes Escénicas